Después de siete años esperando el fallo definitivo del Poder Judicial, al fin fueron liberados de todo proceso penalocho campesinos defensores de la Laguna Parón, maravilla natural del Parque Nacional Huascarán, Patrimonio Natural de la Humanidad y Reserva de Biósfera de la Humanidad. Los campesinos fueron procesados por defender la vida, los recursos naturales y culturales patrimonio de todos los peruanos.

La sentencia expedida el 10 de abril del 2015, bajo la resolución N° 75, fue comunicada a las partes, recién este jueves 14 de mayo del año en curso, donde el fallo emitido por el Juez Oscar Antonio Almendrades López resuelve declarar ABSUELTOS del proceso penal seguido injustamente a ocho defensores de la laguna Parón: Nilo Armando Ángeles Pajuelo, José Viterbo Moreno Maguiña, Tomas Juan Milla Rivas, Antonio Dueñas Goñi, Luis Alberto Vacas Mendoza, Juan Fernando Granados Maza, Arturo Serafín Lindo Oropeza, Tomas Juan Milla Rivas y Juvenal Genaro Pasión Loarte; por los delitos de: usurpación agravada en agravio de la empresa Duke Energy Egenor y el entorpecimiento al funcionamiento de servicios de transportes (poner una tranquera en la vía carrozable Caraz-Parón) en agravio del Estado, sucesos ocurridos el 29 de julio del 2008 para el cuidado de la laguna Parón.

Ha sido un largo proceso penal llevado con responsabilidad, pero con preocupación durante siete largos años. En el proceso estuvieron siempre junto con los procesados: la comunidad campesina Cruz de Mayo, la Comisión de Usuarios Parón Llullán y el pueblo de Caraz.

Con seguridad que la sentencia tuvo en consideración la buena fe de la población, la defensa pacífica y no violenta de su laguna y el uso del diálogo, elementos útiles todos, para transformar el conflicto vivido en una oportunidad de desarrollo para el pueblo de Caraz  en la región Ancash.

Estos esfuerzos y voluntad de diálogo fueron motivo suficiente para que la Comunidad Cruz de Mayo, comprendida en el conflicto, obtuviera el año 2011 el Premio Nacional de Derechos Humanos “Ángel Escobar Jurado”, otorgado por la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos del Perú, además de este premio en el Perú, lograron la solidaridad internacional de Gran Bretaña, Francia, Alemania y Estados Unidos.

Felicitamos a las personas de la Comunidad Campesina Cruz de Mayo, los dirigentes populares, la Iglesia huaracina con su Obispo, agentes pastorales y el gobierno local a lo largo de este proceso, por el logro de este resultado. Nos honra a CEAS el haber podido brindar el apoyo legal en tan importante proceso.

Conocido el fallo, instamos a todas las partes, para que este proceso penal se cierre con esta sentencia y podamos continuar construyendo una cultura de paz sobre la base del diálogo, la justicia y el bien común, que tanto se reclama para los campesinos de Caraz y de todo el pueblo peruan

 

Auspicia Pinturas 'Incaya'